Dicen en mi tierra que "el que mucho abarca poco aprieta", y este proverbio podría aplicarse al afamado historiador Fernando García de Cortázar en el libro que tenemos entre manos. Este destacado profesor de la Universidad de Deusto ha conquistado al público con títulos muy meritorios como Breve Historia de España, un auténtico bestseller (en el mejor de los sentidos posibles), Atlas de historia de España y, últimamente, Los perdedores de la Historia de España.
No cabe duda de que Historia de España desde el Arte es una obra de divulgación, insuficiente con toda seguridad para los alumnos universitarios de García de Cortázar, pero útil para quien quiera acercarse a la historia de España de un modo ligero y entretenido. En concreto, se recogen poco más de 500 momentos importantes de la historia de nuestro país (desde Altamira hasta la inauguración de la T4 de Barajas), acompañados cada uno de la fotografía de una manifestación artística arquitectónica, escultórica o bien pictórica, relacionada con el momento histórico elegido. Se echa de menos, eso sí, la ficha artística o descripción de cada obra de arte seleccionada.
Se trata de un libro recomendable para alumnos de ESO o Bachillerato interesados en Historia. Si el precio (cerca de 30€ en La Casa del Libro), lo pone fuera del alcance de algunos, lo podéis encontrar en la Biblioteca Pública de La Jaramilla de Coslada, signatura 94(460)/GAR/his.

Una magnífica oportunidad para celebrar el Día mundial del teatro sería asistir el sábado 29 de marzo a la representación de cualquiera de las dos obras que se mencionan en el encabezamiento en la zona del Corredor del Henares.
En San Fernando de Henares, se ofrece La tortuga de Darwin, del dramaturgo Juan Mayorga, Premio Nacional de Teatro 2007, con Ernesto Caballero como director y Carmen Machi de protagonista (este tándem ya nos hizo pasar buenos momentos con el montaje teatral de Auto, representada también en San Fernando el 10 de febrero de 2007). En esta ocasión, se parte de un hecho real: la muerte de la tortuga Harriet, animal que, presumiblemente, Darwin trajo consigo de uno de sus viajes a las Islas Galápagos en 1835. Su muerte en 2006, a la edad de 176 años, sirve a Mayorga para hacer un repaso por los mayores disparates de la Humanidad en la última centuria y media.
En Coslada, se programa en el teatro La Jaramilla a las 20 horas Un marido de ida y vuelta, de Jardiel Poncela. En ella, un marido dominado por su autoritaria esposa fallece de un ataque cardiaco el día que, para acudir a un baile de disfraces vestido de torero, su mujer le obligaba a afeitarse la barba. Entonces, su espectro comienza a pasearse por la casa y a provocar los más inesperados enredos, sobre todo cuando su mejor amigo -al que hizo prometer que no lo hiciera- se ha casado con su maravillosa y a la vez insoportable viuda. No hace mucho, escribía el dramaturgo Jerónimo López Mozo con motivo del centenario del nacimiento de Miguel Mihura que lamentaba que el teatro del absurdo español no mereciera el mismo crédito que el europeo. Evidentemente, ni Mihura, ni Jardiel son Beckett o Ionesco, pero, en cualquier caso, dignifican un período histórico en que hacer teatro cómico en España constituía un esfuerzo titánico. Gustavo Pérez Puig (ferviente admirador de este teatro, como lo demuestra su trayectoria) produce esta representación que cuenta con Mara Recatero como directora y con un reparto en el que destaca Andoni Ferreño como consagrado y Abigail Tomey como una actriz joven de talento a la que, con seguridad, esperan retos importantes.
Bueno, decídete por una y cuéntanos después qué te ha parecido.


Los madrileños nativos o de adopción (que a nadie rechaza la urbe cosmopolita) aficionados al teatro estamos de suerte ante esta doble cita:
El miércoles 26, es decir hoy mismo, se celebra la XI Noche de Max Estrella, un recorrido por lugares emblemáticos que remeda el que hizo el célebre personaje de Valle-Inclán en Luces de bohemia en la noche que precedió a su muerte trágica y grotesca, conceptos que van a la literatura hispánica y al propio Valle como anillo al dedo. Se parte de Casa Ciriaco (calle Mayor, 84), a las 19 horas y se visitan lugares vinculados de alguna manera al teatro o a la cultura: la casa en la que Larra se suicidó (Calle de Santa Clara, 3), la Chocolatería de San Ginés a eso de las 20 horas, el Callejón del Gato a las 21:30 horas y algunas paradas más hasta las 24 horas, en las que la cofradía se disoverá y "cada cual aplicará lo de la capa y el sayo como su dios le dé a entender".
Por otro lado, el día 27 de marzo de 2008 se celebra el Día mundial del teatro. Desde las 17 horas, tendrán lugar múltiples actividades que incluyen: la ceremonia inaugural, representaciones para público infantil, música, danza y teatro en la calles e interesantes descuentos (entre el 25 y el 40%) en casi todas las obras de teatro en cartelera del día. Para una información más completa, consultar La noche de los teatros.

En la segunda sesión de conferencias, Agustín de la Granja (de la universidad de Granada) disertó sobre "Mujercillas hermosas y lascivas. Teatro y erotismo en tiempos de Cervantes". Después del coloquio con los directores y actores de los espectáculos de la compañía Micomicón y Manuel Canseco, donde lo más reseñable fue la aportación de los actores al espectáculo teatral, asistimos a la representación de fragmentos de la obra Juglarías. del actor Héctor Clotet (sobre relatos de tradición oral, el episodio de Pitas Payas del Libro de Buen Amor y otros), de quien Antonio Serrano contó la curiosidad de que él fue el primer actor profesional que acudió a las Jornadas de Almería.
De nuevo con el tiempo justo para cenar, acudimos a la representación de la Numancia, de Cervantes, por la compañía japonesa KSEC ACT, sí, sí, en japonés con sobretítulos en castellano. Superado el desconcierto inicial que supone la poda del texto de Cervantes en un 80%, reconocemos que la esencia del conflicto se mantiene y el dramatismo de las situaciones llega al espectador de forma intensificada por mor de la energía y el sincretismo de la expresión de los actores.
En fin, con la guinda de esta Numancia en el Cine Teatro Cervantes como colofón se cerraron al día siguiente las XXV Jornadas de Teatro del Siglo de Oro de Almería, que serán, para el que esto escribe, de feliz recuerdo.



En Almería, se celebra desde hace 25 años un festival de teatro que se ha convertido con el paso del tiempo en uno de los más importantes de España, con permiso de la cita estival de Almagro y alguno más. El buen hacer de Antonio Serrano y su equipo de colaboradores lo ha hecho posible y así no es de extrañar la sucesión de elogios y homenajes que el alma mater de las Jornadas ha soportado con estoicismo (conteniendo el rubor, las lágrimas en ocasiones) a causa de la conmemoración de la efeméride. De Almería nos apetecía tanto el ciclo de conferencias (por la temática y la calidad de los ponentes), como los espectáculos.
El turno de abrir el fuego correspondió a Basta que me escuchen las estrellas, un espectáculo teatral levantado a partir de textos de Lope de Vega y de la reconstrucción de la vida del dramaturgo realizada por Laila Ripoll y Mariano Llorente. Del montaje en cuestión ya hemos hablado aquí.

Del primer día de conferencias cabe destacar la intervención del catedrático de la Complutense de Madrid, Javier Huerta Calvo, sobre la recepción los clásicos en el siglo XX, tras el homenaje matutino tributado a la actriz Mª Jesús Valdés. Pero el momento estrella del día fue la performance del actor Pedro Miguel Martínez, quien transmutado en Tirso de Molina, puso en pie la interesante y divertidísima performance (permítasenos el anglicismo) Las mujeres del fraile en que se repasa los principales personajes femeninas de las obras más conocidas de Fray Gabriel Téllez: El burlador de Sevilla, La venganza de Tamar, Marta, la Piadosa y Don Gil de las Calzas Verdes.

Y del Salón de Actos Unicaja al impresionante Auditorio Municipal Maestro Padilla, casi sin tiempo de cenar, para ver Casa con dos puertas mala es de guardar de Calderón de la Barca, dirigida por Manuel Canseco y con un reparto en el que destacaron Alejandra Torray en el papel de Marcela y Miguel Foronda como Fabio. Ambos participaron al día siguiente en una mesa redonda con el público asistente a las conferencias.


Blogger Template by Blogcrowds