miércoles, 29 de agosto de 2018

Nueva York barato. Día III

   Llegamos a Manhattan sobre las 10:00, con la intención de visitar Saint Patrick's Cathedral. Como coincide con la hora de misa, nos quedamos un rato a la ceremonia, porque se nos antoja una magnífica ocasión de participar de una experiencia neoyorquina de domingo por la mañana. Descartamos asistir la misa gospel en Harlem, aunque era otra de las sugerencias más apetecibles. A la salida de Saint Patrick's Cathedral, paseamos por los alrededores, nos acercamos al hotel Lotte New York Palace y nos hacemos unas fotos en el patio de la entrada. Si viajas con adolescentes, es posible que hayan visto una serie tan neoyorquina como TV Gossip Girl. Así que apreciarán poder incluir en la ruta turística del día algunos puntos elegidos por ellos. En esta web, encontraréis 19 ubicaciones más donde se rodó la serie. Se trata, por sí mismo, de un edificio singular, donde contrastan la antigüedad de las primeras plantas con el aspecto vanguardista que otorga el cristal y el acero (como sucede con la mayoría de los rascacielos). Su historia nos cuenta que las Villard Mansions fueron construidas por el magnate Henry Villard, que se arruinó y se vio obligado a venderlas. En 1980, tras una polémica sobre si debían o no ser derruidas, y ante el afortunado rechazo a la demolición por parte de las autoridades competentes, Helmsley Corporation (propietaria de las Villard Houses y de los derechos en altura del solar en el que se encontraban) aceptó el nuevo proyecto y mandó construir el rascacielos que se ve en segundo plano, respetando la construcción original de las mansiones.

   De ahí, otra vez al metro, rumbo al exclusivo Upper East Side, nos bajamos en Lexington Avenue esquina con la 86 St y recorremos algunas calles para tomar la temperatura del barrio, que está más bien apagado y desierto, pese a ser domingo por la mañana, o quizá precisamente por ello. Hemos descartado el famoso brunch, pero si ese es el plan que más os apetece, aquí tenéis un abanico de posibilidades que ofrece la web anuevayork.com 
   Nosotros optamos por la alternativa más económica de comprar comida para llevar y hacer un picnic en Central Park (si estás en verano en las inmediaciones de Central Park es posible que encuentres fuentes, chorros refrescantes o incluso piscinas, así que prevé llevar bañador, toalla y puede que unas chanclas). Hacer picnic en Central Park es otro de los topicazos neoyorquinos que no podemos dejar pasar, así que caminamos en dirección norte, dejando atrás el Jacqueline Kennedy Onassis Reservoir y a la altura de la 97th St Traverse, frente a East Meadow encontramos una zona que nos parece de lo más adecuada para sentarnos a comer, ya que el cansancio ha hecho mella en nosotros, pero si tenéis duda, en la web Voy a N. Y. os ofrecen hasta 8 ubicaciones perfectas para hacer un picnic en Central Park. 
   La siguiente parada era del gusto de los más peques. Se trataba de Lasker Pool, una piscina pública en la zona norte de Central Park, ya lindando con el barrio de Harlem. Para entrar solo hace falta llevar ropa de baño y un candado. Fue un paréntesis estupendo antes de seguir la ruta del día. Aún nos quedaba un paseo por Morningside Heights (nos quedamos boquiabiertos con la enormidad de la catedral de Saint John the Divine (en cuyo interior da la sensación de que podría jugarse un partido de fútbol; no esperéis verla terminada, según los planes más optimistas no se concluirá hasta 2050); la universidad de Columbia y Harlem (Sala Apollo, Outlet de Gap y rendidos de cansancio, un Mc Donalds). 
   
   
   

No hay comentarios:

Nueva York barato. Día VI

Hoy es nuestro último día en New York; a las 11 tenemos cita para participar en una visita guiada gratuita (el otro turno de visitas diar...