El Cultural de El Mundo publicó hace una semana una selección de los que un grupo de escritores y críticos literarios conshttp://www.blogger.com/img/blank.gifideran los mejores blogues literarios del momento.

Ahí va la información, que los disfrutéis y vuestras posibilidades de acudir en busca de buenas recomendaciones literarias se multipliquen:

Las mejores bitácoras literarias
Blogs en español más que recomendables

DANIEL ARJONA | Publicado en El Cultural de El Mundo el 29/07/2011

Territorio libre de la Red, Isla Tortuga en ese mapamundi cuyo centro está en todas partes y en ninguna que llamamos Internet, la blogosfera cuenta desde sus inicios con una prefectura poblada por letraheridos y biblioencandilados: la de las bitácoras literarias. Sus ciudadanos -escritores, críticos o sencillamente blogueros- ofician el comentario de lecturas, la crítica y contracrítica, el despliegue intelectual o la magia memorialística. Y cada vez más las pendencias y duelos literarios se cuecen en sus fronteras digitales. Hemos preguntado a treinta de estos nacionales por sus blogs literarios preferidos y el resultado son las siguientes direcciones tan diferentes entre sí como merecedoras de su visita.

Diario de lecturas
Vicente Luis Mora
vicenteluismora.blogspot.com

El Diario de Lecturas apuntó su primera entrada en 2005 con el afán de dar salida a la “crítica efímera”, a los excedentes de producción lectora de Vicente Luis Mora, director del Instituto Cervantes de Marraquech. “Nunca imaginé que lograse la notoriedad que alcanzó después. Con el tiempo, los objetivos cambiaron: intenté renovar el género de la crítica con nuevos formatos, como la video-reseña, el pasadizo intercultural o la hipercrítica, y ampliar el espectro de debate crítico e intelectual. La crítica-blog me parece más libre y expansiva, por sus posibilidades naturales: no tiene límite de espacio, ni de tiempo, ni de formato. Puedes incluir notas al pie, puedes insertar enlaces pertinentes, puedes debatir con el autor del libro, con lectores o con otros críticos, y permite al crítico ser criticado casi instantáneamente”. Facebook y Twitter amplificaron el eco de un blog en donde se invita de cotidiano a clásicos e hipermodernos, en prosa, verso o lo que se tercie, sin estridencias: Karl Kraus, Marco Aurelio, Fernández Mallo, el arte de vanguardia, la coincidencia metaliteraria de citas aparentemente disímiles, la filosofía zombie. La Academia al pie del cañón... o el cañón al pie de la Academia.

Lector Mal-Herido
Juan Mal-Herido
lector-malherido.blogspot.com

Mal-herido es el enragé de las bitácoras literarias, el clásico juerguista que la lía al final de la velada. Pero con una paradójica seriedad de fondo. El escritor Alberto Olmos alumbró a su Mr. Hyde bloguero, Juan Mal-Herido en 2005 con la divisa de “decir tonterías y barbaridades para impugnar el discurso de lo políticamente correcto, esto es, para delatar la inutilidad de cualquier discurso. Si se hacen reseñas literarias, o se parte de la reseña literaria para ir verbalmente en cualquier dirección, es porque nada inspira más la estupidez que leer libros estúpidos”. Seis años de tanta estupidez han convertido el blog de Mal-herido en un peligro público, y no porque la pacatería de Google, que gestiona la web Blogger donde Mal-Herido cuelga su bitácora, le haya colocado tres estúpidos rombos que entorpecen el acceso, sino porque no ayunta con nadie, y a la vez es casi imposible cogerle en flagrante acto de injusticia. El éxito del blog propició además una curiosa evolución contranatura, la publicación en formato libro de las mejores entradas que fueron borradas sin titubeos de la bitácora. Mal-Herido lee bien y cuenta mejor. Sin risas enlatadas. Aunque se comenta que ha perdido mala leche...

La nave de los locos
Fernando Valls
nalocos.blogspot.com

¿Qué anota exactamente Fernando Valls en su bitácora más allá del nido del cuco? No es sencillo agotar una lista tan extensa como heteróclita. Brinda microcuentos y microrretratos, se lanza a exégesis autobiográficas, anota sus paseos berlineses, se arranca por un obituario o por peticiones para nobles causas... Hasta el último recuento había publicado 1.517 entradas, recibido a 826.000 visitantes y contaba con 566 seguidores. Valls explica como “a menudo las entradas vienen determinadas por la actualidad, lo que me parece de interés o simplemente sorprendente o curioso. He intentado siempre que fueran variadas, pero tengo que reconocer que he pensado más en mi propio interés y placer, que en el de los posibles lectores. Casi siempre me he ocupado de asuntos que conozco y, cuando no era así, como en el caso de la música, o la ópera, he extremado mi prudencia. He procurado, al fin y a la postre, que las impresiones vertidas perduren a lo largo del tiempo, conservando algún rasgo de interés, pues no en vano se trata de un repertorio de curiosidades personales escritas con una cierta pasión y, espero, con conocimiento de causa. Si tres años y medio después sigo publicando una entrada diaria en la bitácora no es por las estadísticas, aunque estoy muy agradecido a los visitantes, seguidores y comentaristas, sino por la satisfacción personal que produce la escritura sin otras pretensiones que las del mero placer y el puro entretenimiento”.

Blog de Rafael Reig
Rafael Reig
hotelkafka.com/blogs/rafael_reig

Rafael Reig (Cangas de Onís, 1963) es un encantador. Siguiéndole entrada a entrada gozamos con el mejor espectáculo del mundo, la vida de un escritor tan feliz y deslenguado como culto. En sus memorables posts semanales da buena cuenta de sus borracheras, transcribe con frescura galdosiana sus conversaciones cotidianas, multiplica las fotos de su musa, su hija Anuska, y cuenta, cuenta y cuenta sus lecturas y las asociaciones tan complejas como hilarantes que le provocan. “Me interesaba crear una voz narrativa, un yo, que fuera ficticio (no es exactamente como yo), pero muy verosímil (se parece mucho a mí). Y me interesaba recuperar algo de la frescura de la Ilustración, como Montaigne, una constelación de memorias, ensayo, erudición, humor, cotilleo, crítica, panfleto político, diatriba, lirismo y prosa gamberra, todo revuelto y con la máxima libertad. Estos dos objetivos, en la medida en que se han cumplido, me han traído muchos problemas (los lectores creen que soy yo y se toman todo al pie de la letra) y muchas alegrías (frente a la solemnidad y el encasillamiento, muchos lectores sintonizan con lo que Cervantes llamaba la 'escritura desatada')".

Hemeroflexia
Andrés Trapiello
hemeroflexia.blogspot.com

El que fuera pionero en el arte del dietario exigente, torrencial, polémico y de una irresistible jovialidad se mantenía, sin embargo, reacio a probar su doppelgänger digital, el blog. Pero ha llegado, Hemeroflexia se llama y está escrito con su inimitable y simpática tinta. Advierte Trapiello que “se parece más a un viejo almanaque que a otra cosa. Recuerda un poco en el método a El arca de las palabras, un libro que escribí y publiqué a diario en La Vanguardia. Cada día se publica en el blog algo nuevo, más corto o más largo, glosas, retratos, aforismos, textos de intervención y crítica, prosas poéticas, algún poema, bastantes fotos también, pero poco yo y poca autobiografía. La relación escritura e imagen trata de ser relevante en él. Los asientos o entradas suelen estar escritos tres o cuatro días antes de su publicación, y corregidos durante ese tiempo. Otras veces son de la víspera, pero suele haber poca improvisación. Con frecuencia, ya publicadas las entradas, se corrigen. Las intervenciones de los lectores están sujetas a moderación. El propósito es el mismo que el de la publicación de cualquier otro texto literario. En mi caso este almanaque tiene algo de la respiración de un solitario”.

Libros y bitios
José Antonio Millán
jamillan.com/librosybitios

Referencia de análisis y crítica de la edición actual, fotograma del mundo del libro en el salto sin red a la reconversión digital, el blog de José Antonio Millán es uno de los más longevos de la Red. Desde 2001 reflexiona sobre el libro y la lectura con una mirada múltiple y ambiciosa que va del pasado a un futuro aún por hacer, desde la urgente necesidad de educar en los nuevos paradigmas al papel que jugarán pasado mañana editoriales, libreros, bibliotecas y consumidores. "Mi interés desde hace 10 años ha sido el mismo: qué aporta el medio digital al mundo del libro y de la edición. Para eso hay que mirar al pasado casi tanto como al futuro..."

Moleskine literario
Iván Thays
ivanthays.com.pe

Es el decano en esto de contar a diario lo que uno lee, lo que le leen y qué demonios es eso de leer. Pero es que además al increible Iván Seacher Thays no se le escapa nada. Todo artículo, reseña, comentario, y cualquier cosa publicada del oriente al occidente que trate sobre libros y adlátares es localizada inmediatamente y rebotada en su bitácora. Hasta tal punto que se rumorea el uso que hacen de su trabajo los editores durante el desayuno para enterarse, tantas veces, de “por dónde van los tiros”. El peruano Thays es además un inmejorable bypass entre las dos sanguíneas orillas de nuestra lengua. Sus filias laten en este apresurado resumen de últimos comentarios: las últimas medidas brasileñas en favor de los traductores, la reciente y muy esperada novela del argentino Guillermo Martínez, el arranque del FIL Lima 2011, Czslaw Milosz, Daniel Mordzinki.

El escorpión
Alejandro Gándara
elmundo.es/blogs/elmundo/escorpion/
Es conocido el peligro que supone el aguijonazo de este arácnido que se guarda de la solana bajo los pedregales. Gándara no resulta menos nocivo pero ataca a cara descubierta, sin escondites. Ofrece su blog como “una crítica al aburrido discurso cultural dominante. Con 'recomendados', 'contraindicados' y 'grandes citas'”. Las entradas más leídas que el lector encontrará a la izquierda de su blog son los suficientemente expresivas. Juzguen ustedes: las incompatibilidades entre oralidad y escritura, cómicas y estrafalarias teorías sobre el amor como adaptación al medio y muy expresivas definiciones del Estado como “sistema estamental de rapiña”.

El blog de Patricio Pron
Patricio Pron
elboomeran.com/blog/539/blog-de-patricio-pron

Patricio Pron comparte hospedaje con otros inquilinos en El Boomerang, una de las mejores despensas de blogs de escritores en castellano. Sus trabajados comentarios diseccionan libros y lecturas iluminando sus oquedades y mecanismos ocultos. Partiendo de un libro entronca en una ramificación extraordinaria con la historia de la literatura. “Empecé movido por la curiosidad de saber si un ámbito caracterizado por la respuesta inmediata podía sostener una discusión sobre libros que se caracteriza por no admitir respues- tas inmediatas y superficiales, y también interesado en averiguar si era posible producir allí un tipo de crítica literaria y cultural que (a diferencia de la de los blogs de la última década) no sirviera para la promoción de un grupo de autores o de una estética determinada ni estuviera puesta al servicio de la difusión de prejuicios largamente arraigados”.

El lamento de Portnoy
Javier Avilés
ellamentodeportnoy.blogspot.com

Un blog abierto de par en par. Y es que cuando Javier Avilés tiene demasiado calor para escribir o no ha podido acabarse un mamotreto confiesa sin contricción alguna. Como se sorprende de que sus "reflexiones personales en torno a mis lecturas le interesasen a alguien más que a mi mismo. Todavía me deja estupefacto. El 'éxito' del blog (realizado con ánimo de fracasar) me hace pensar en ocasiones que hay algo que no acaba de funcionar muy bien en la crítica literaria española. Y por extensión en la narrativa".

Blog de Antón de Castro
Antón Castro
antoncastro.blogia.com

Dueño de una bitácora de perfiles austeros y amplios y despejados horizontes, Antón Castro compila textos sembrados aquí y acuyá, sin mucho orden pero en perfecto concierto. Literatura, arte, cómic, poesía, música... Sus penúltimos apuntes lanzan la mirada sobre los cuentos de Poe y Marta Fernández, la biblioteca de Javier Marías, las rutas de Becquer o la Botánica de José A. Conde. Al principio redactaba su blog “a partir de la medianoche. A veces iba a los sitios para contar lo que ocurría. No sabía colocar fotos; aprendí y ahí sigo: el blog es como una segunda vida, un territorio de libertad y de curiosidad, donde completo cosas que en el periódico he tenido que resumir. Antes hacía solo una entrada; ahora realizo varias a cualquier hora del día de casi todo”.

MICRORRÉPLICAS
Andrés Neuman
andresneuman.blogspot.com

La bitácora de Andrés Neuman se ocupa de las relaciones entre los condones y la actual guerra financiera, la penúltima borrachera de Ellroy o de cómo le robó el coche Coetzee... “Pienso la historia del blog como un intento colectivo de reducir las distancias abismales, y por tanto narcotizantes, entre la opinión ciudadana y eso que llamamos opinión pública. Es peligroso delegar totalmente el análisis de la realidad. Ya delegamos demasiadas cosas. Como se ha visto este año, más que esperar al próximo mesías, lo que mucha gente desea es tomar la palabra”.

El blog de Félix de Azúa
Félix de Azúa
elboomeran.com/blog/1/blog-de-felix-de-azua

A sus libros y artículos Félix de Azua sumó una nueva dedicación, tan personal, que, dice, no cobra por ella: la de bloguero. Su objeto es “sobre todo literario, pero los temas suelen ser artísticos, filosóficos y políticos. Soy un lector de blogs más bien dieciochesco: sólo leo los que me interesan por el carácter de quien los escribe. No me importa tanto el contenido como el espíritu que los anima. Con unos medios tan atornillados por los poderes fácticos, sólo en los blogs se encuentran buenos ejemplos de opiniones intempestivas”.

Antonio Muñoz Molina
Antonio Muñoz Molina
antoniomuozmolina-nxb.es

Antonio Muñoz Molina mantiene, cuida y mima un rincón en la Red que transitan multitud de lectores de sus libros. Y tal vez alguno que sólo lo sea de este blog. Como recompensa les brinda, ya desde la home, el llamado blog de los lectores: algo más y algo mejor que los usuales y muchas veces rechinantes comentarios. Por lo demás allí encontramos anotaciones de toda índole. La última conmemora un año desde el estreno de su bitácora. Las siguientes nos traen su relectura de La montaña mágica, un viaje a Roma o los sonidos del verano.

La Medicina de Tongoy
Carlos González Peón
lamedicinadetongoy.blogspot.com

Según Alberto Olmos, “ejemplo de algo tan sencillo como un lector exponiendo sin pudor qué le pareció un libro”. Así es la medicina de Carlos González Peón, se ingiere sin agua, los posibles efectos secundarios suscitan más curiosidad que yuyu y la recuperación del enfermo lector no se asegura pero tampoco importa. Críticas fundamentadas y perfectamente compartimentadas, sin fatigarse con libros innecesarios (que los hay) y de agradabilísima lectura. No olviden su dosis...


Para realizar esta selección de blogs El Cultural preguntó por sus blogs literarios preferidos a: Fernando Aramburu, Milo Krmpotic, Luna Miguel, Javier Calvo, Elvira Navarro, Álvaro Valverde, Alberto Olmos, Antonio Rivero Taravillo, Carlos Salem, Juan Carlos Márquez, Luis Artigué, Lorenzo Silva, Fernando Valls, Ignacio del Valle, Manuel Vilas, Juan Carlos Méndez Guédez, Carlos Marzal, Arcadi Espada, Laura Fernández, Vicente Luis Mora, Juan Francisco Ferré, Rafael Reig, Pilar Adón, Marta Sanz, Patricio Pron, Sergi Bellver, Eloy Tizón, Eugenia Rico, Mercedes Cebrián, José Antonio Millán, Jorge Carrión, Félix de Azúa, Isaac Rosa y Francisco Ferrer Lerín.


Estos días en el teatro Maravillas puede disfrutarse de una comedia aparentemente falta de pretensiones, ligera e intrascendente, pero que aborda un tema objeto de las reflexiones más sesudas y la principal preocupación de la sociedad española en las últimas décadas: el terrorismo de E.T.A.
Marta Poveda (conocida por el gran público por su papel en las televisivas Escenas de matrimonio ) y Mar Abascal (divertidísima y verdadero puntal sobre el que se sustenta la representación) encarnan a dos jóvenes alocadas compañeras de piso que consiguen un suero de la verdad para dárselo a probar al novio de una de ellas ya que, habiéndose quedado embarazada, quiere asegurarse de que el chico la quiere de verdad y será un ejemplar padre de su hij@.
A Eloy Arenas, siempre excesivo, le va como anillo al dedo su personaje de empresario catalán, antiguo militante en la lucha armada independentista y ahora nostálgico, cerca de su vejez. Completan el reparto Antonio Hortelano y César Camino, quienes construyen unos personajes delirantes, desastrosos como terroristas, a los que, claramente les viene grande el jaleo en que se han metido.
Los mejores momentos recuerdan Bajarse al moro, de Alonso de Santos o la escena de María Barranco y los terroristas chiítas en Mujeres al borde de un ataque de nervios. Galcerán se atreve a hacer humor con un tema, el terrorismo de E.T.A., que tan solo unos años atrás era tabú en la escena española (con la excepción de algún intento serio de Ignacio Amestoy, especialmente La última cena, en 2008, con la cual Burundanga parece compartir motivos argumentales, tamizados por un filtro humorístico).
Todos ellos hacen pasar un gran rato al espectador, sin exigir de él ningún gran esfuerzo, con un argumento que funciona gracias a la mano maestra de Jordi Galcerán, aunque los personajes en esta ocasión están faltos de profundidad psicológica y el humor, fácil y eficaz a partes iguales, se acerca al de un “sketch” de telecomedia. En resumen, una ocasión, de las no muy frecuentes, de disfrutar de buen teatro de estreno en la canícula madrileña.


Este post reivindica los productos televisivos de gran calidad en nuestros días que suponen una ruptura con las series de cartón piedra del pasado. En concreto, aquí recomendamos las cinco temporadas de The Wire y uno de los libros que se han publicado para los espectadores que quieren ir más allá del visionado: "The Wire. 10 dosis de la mejor serie de televisión".
"Errata naturae" es una de las editoriales jóvenes de nuestro país que ha irrumpido con fuerza en el mercado, en concreto, sabiendo aprovechar el filón de los espectadores de series televisivas que las consideran no solo entretenimiento sino eventos culturales de primer orden, a la altura del cine, el teatro o la ópera. El éxito de los libros que publicó esta editorial el año pasado "The Sopranos" y "The Wire" así lo atestiguan.
Uno de los mejores críticos de series televisivas actuales es Jorge Carrión (Muy recomendable la lectura de su blog, en especial, la sección dedicada a la crítica de series norteamericanas). Profesor de Literatura Contemporánea y de Escritura Creativa en la Universidad Pompeu Fabra escribe un capítulo de "The Wire" donde se establece una clasificación de las series actuales.
"Sería posible establecer una clasificación de las teleficciones norteamericanas de nuestra época según su velocidad interna. En un extremo tendríamos los
productos de acción en que las situaciones límite y los giros arguméntales se suceden a ritmo de vértigo, como "24" o "Prison break"; en el centro, cambiando
instantemente de velocidad, estarían "Dexter" o "Perdidos"; y en otro extremo, la relativa lentitud de las mejores teleseries de la historia, como "A dos metros bajo
tierra", "Los Soprano" o "The Wire". En el primer extremo tendríamos la pervivencia del héroe y de la épica en nuestra época acelerada y crepuscular; en el centro, la
hibridación genérica; en el opuesto, la tragedia melodramática y realista. La profundidad con que pueden ser desarrollados los personajes depende justamente del
tiempo que se dedica a su exploración y a sus metamorfosis."
Continúa con la disección de uno de los hallazgos de "The Wire": sustituir la unidad familiar como objeto de atención por una compleja red social, nada menos que la que compone el fresco de la ciudad de Baltimore.
"Extrañamente, la sensación de ese conocimiento profundo, la empatía con esa construcción dramática y televisada, no se produce a través de la exploración
narrativa de una familia. Si en "Mad Men" asistimos a la representación de una microzona de Manhattan (aunque se establezca cierta tensión entre Nueva York y sus
suburbios residenciales) y de la comunidad profesional —dedicada a la publicidad— que en ella habita; lo cierto es que el protagonismo de Don Draper conduce a
su familia, para equilibrar la importancia de la otra comunidad, la de los creativos publicitarios de Madison Avenue. Lo mismo ocurre en "The Good Wife", en "The
Shield" y en tantas otras teleseries norteamericanas. Cuando no se desarrolla propiamente un núcleo familiar, aparecen los lazos de parentesco como garantía de
conflictos pretéritos y futuros: los protagonistas de "Fringe" son padre e hijo; los de "Dexter", hermano y hermana. La familia Soprano, la familia Fisher, la familia
Simpson: no hay manera más efectiva de representar una ciudad que desarrollar las tensiones de una familia, metonimia de la gran comunidad donde se inscriben.
Pero The Wire no se concentra en un personaje, ni en un lazo de parentesco, ni en una familia, ni siquiera en una única comunidad. Es más, estos recursos
narrativos pasan a un segundo plano. Porque se trata de construir una red urbana; de generar la sensación de que el televidente está tocando, a través de la carne
de píxel de los personajes, la superestructura ideológica y pasional de Baltimore."



Con motivo de La noche de los libros, el suplemento El Cultural del periódico El Mundo encarga a sus críticos literarios una selección de las lecturas que, a su juicio, constituyen las mejores opciones de compra del momento. Puede consultarse en este enlace.
Ya saben, hasta la medianoche, se pueden adquirir con un 10% de descuento en las librerías madrileñas, que han sacado sus anaqueles a la calle. A continuación, se ofrece el texto íntegro del artículo de El Cultural:

La Fiesta de los Libros ya ha comenzado con la entrega del Premio Cervantes a Ana María Matute en Alcalá de Henares. Por la tarde, Madrid reventará de pura literatura con más de quinientas actividades (lecturas, presentaciones, conferencias, firmas, debates, ginkanas literarias) en 138 espacios. Este año, además, el lema es “Regala un libro”, y eso es lo que ahora mismo están haciendo los críticos literarios de El Cultural: regalar a nuestros lectores más enredados y cómplices sus títulos favoritos, clásicos y novedades, apuestas seguras para toda estación.

ÁNGEL BASANTA
- Blanco nocturno, de Ricardo Piglia (Anagrama). Ha ganado el Premio de la Crítica este año. Es una novela excelente para lectores de todas las exigencias.
- Los enamoramientos, de Javier Marías (Alfaguara). Otra gran novela del escritor español con mayor proyección internacional en las más altas esferas literarias.
- Cabalo de ouros, de Víctor Freixanes (Galaxia). Escrita en lengua gallega, marca la vuelta del autor a la novela tras 17 años de silencio. Quienes puedan leerla en gallego (aún no hay traducción al castellano) no se arrepentirán.

ERNESTO CALABUIG
- Chesil Beach, de Ian McEwan (Anagrama), que me parece una historia sobria, tremenda y dolorosa acerca de la imposibilidad de un amor por condicionamientos y trabas externos, un tema que está tan presente en otra de las grandes cimas de McEwan, Expiación.
- De qué hablo cuando hablo de correr, de Haruki Murakami (Tusquets), que puede parecer, engañosamente, que trata sólo de la relación del escritor con su afición a preparar y correr maratones, pero que en realidad expone toda una teoría acerca de cómo vive y escribe y, sobre todo, habla de su modo de negociar con las limitaciones que padece todo ser humano.

PILAR CASTRO
- Blanco nocturno, de Ricardo Piglia (Anagrama). Me parece genial, porque lo disfrutarán lectores de muy distinto signo.
- El maestro y Margarita, de Mijaíl Bugákov (Alianza). Una novela brillante, clave para conocer y disfrutar a un imprescindible de la lireratura rusa del siglo XX.
- Ensayo sobre la ceguera, de José Saramago (Alfaguara). Un favorito.
- Ojos de agua y La playa de los ahogados, de Domingo Villar (Siruela). Dos novelas policíacas con entretenimiento garantizado.

JACINTA CREMADES
- El Mundo de ayer. Memorias de un europeo, de Stefan Zweig (Acantilado). La única autobiografía que se conoce del autor austriaco, relata el cambio que vivió Europa a partir de la Primera Guerra Mundial. El libro, cargado de nostalgia, es de una gran belleza. Su estilo es más profundo, más determinante y perfecto, si cabe, que en sus demás novelas.
- El cuarto de atrás, de Carmen Martín Gaite (Áncora y Delfín). Novela en la que la escritora española reconstruye un pásado íntimo a través de los recuerdos y de la memoria. Fue Premio Nacional de Literatura en 1978 y, para mí, es una de las novelas esenciales de su autora.
- Mi hermana vive sobre la repisa de la chimenea, de Annabel Pitcher (Siruela). Es la primera novela de esta escritora inglesa de apenas 28 años. El tema es trágico pero contado con tanta ternura y humor que no he dejado de recomendarlo desde que lo he leído.

FRANCISCO DÍAZ DE CASTRO
- Caligrafía de los sueños, de Juan Marsé (Lumen). Una novela del mejor y más depurado Juan Marsé.
- Sueño del origen, de Eloy Sánchez Rosillo (Tusquets). Poemas de afirmación existencial, hímnicos y trascendentes.
- Un invierno propio, de Luis García Montero (Visor). La escritura más intensa e imaginativa de un poeta que desvela la esencial unidad de lo colectivo y lo íntimo.

MANUEL HIDALGO
- Valor de Ley, de Charles Portis (Debolsillo). No importa en absoluto haber visto la estupenda película de los Hermanos Coen. Al contrario. La novela de Charles Portis es una maravilla, por su frescura, fuerza y minuciosidad en las descripciones. Quien no la conozca va a descubrir un gran libro y a un gran autor, del que, sin duda, querrá leer más.
- Martirologio (Diarios), de Andréi Tarkovski (Sígueme) Son los diarios del director de Solaris y Stalker, desde 1970 hasta su muerte en 1986: su forma de concebir el cine, el terrible esfuerzo y exigencia que le supuso sacar adelante sus películas, sus juicios (con frecuencia severos) sobre los filmes de otros cineastas, el acoso político y económico al que fue sometido, su crónica falta de dinero para rodar y para vivir, su lucha contra el desánimo y las enfermedades...

CLARA JANÉS
- Leve sangre, de Jeannette L.Clariond (Pre-Textos 2011). Mi breve comentario: Su autora es mejicana. Es el libro de poesia escrita en lengua española mas profundo, hermoso y enigmatico que he leido este año.
- El bosque dividido en islas pocas, de Jenaro Talens (Círculo de lectores, Galaxia Gutemberg, 2009). Es apabullante leer de un tirón la poesía reunida de Jenaro Talens, un puntal de nuestras letras. El pensamiento se hace melodia con tanta naturalidad en su obra que casi no te das cuenta.

JOSÉ MARÍA NADAL SUAU
- Teatro, de Don DeLillo (Seix Barral). Porque su autor es uno de los mejores escritores de diálogo de la narrativa contemporánea, y en este libro entendemos por qué.
- Crítica de la inteligencia alemana, de Hugo Ball (Capitán Swing). Porque es uno de los ensayos más potentes que he leído.
- Nueva York, de Pier Paolo Passolini (Errata Naturae). Porque, aunque el título sea levemente engañoso, recupera la voz de un hombre que era más interesante que su ideología, y que supo entender, por encima de inevitables prejuicios, esa ciudad y la lucha constante que en ella se vive."

JAVIER PÉREZ DE ALBÉNIZ
- Hollywood Moon, de Joseph Wambaugh (Mosaico). Una novela sorprendente basada en anécdotas vividas por las patrullas de la policía de Los Angeles. Se cruzan las tramas y los personajes de manera precisa, emocionante, inolvidable. La mejor novela negra en años.
- Blues. La música del Delta del Mississippi, de Ted Gioia (Turner). Todos los aficionados al rock en particular, y a la música en general, deberían leer esta historia. Son las raíces, y ayudan a entender de dónde viene todo lo que escuchamos...
- Un naturalista y otras bestias, de George B Schaller (Altair). El zoólogo de campo más importante del mundo es también un excelente escritor. En este libro, dividido en 20 capítulos, cuenta otros tantos viajes realizados para estudiar algunas de las especies animales excepcionales.

LUIS RIBOT
Recomiendo tres buenos para estimular el gusto por la lectura:
- Tocar los libros, de Jesús Marchamalo (Fórcola). Es un librito que se lee pronto, en el que el autor analiza la belleza del libro tradicional en papel, el placer de su lectura y su conservación, la complicidad que se crea con ellos, los libros favoritos de cada uno..., todo ello sazonado con numerosos detalles sobre lectores y bibliotecas.
- El baile, de Irene Némirovski (Salamandra). Bellísimo pese a su brevedad. Aquí la autora, muerta en Auschwitz como consecuencia de la barbarie nazi, da en pocas páginas muestra de su enorme talento, lamentablemente truncado de forma prematura.
- Mi familia y otros animales, de George Durrell (Alianza). Una obra más extensa y clásica que narra la infancia familiar y el amor a la naturaleza que llegó a desarrollar su autor en la isla griega de Corfú. Un libro divertido y ameno.

Para lectores más avanzados:
- El año de la muerte de Ricardo Reis, de José Saramago (Alfaguara), que él mismo -según me confesó en una ocasión- consideraba su mejor obra. Un retrato maravilloso del alma, el paisaje y las gentes de Lisboa.
- Por último y para quien no le conozca, yo recomendaría un autor: Josep Pla, cuyas muchas obras pueden leerse en catalán o en español. Pla es un novelista y narrador de la altura de un Baroja o un Azorin, cuyos textos, basados en su mayor parte en la descripción de la vida diaria de su mundo catalán, suponen un remanso de paz y de belleza para el lector.

OCTAVIO RUIZ-MANJÓN
- Si esto es un hombre, de Primo Levi. (Muchnik), los recuerdos del escritor sobre su estancia en Auschwitz, para que se comprenda lo que significó el Holocausto y el respeto con el que se debe utilizar esa palabra.
- Palabras como puños, coordinado por Fernando Rey (P,Tecnos), para que se entienda cómo la intolerancia política hizo imposible la convivencia democrática en la segunda República española.
- Jesús de Nazaret (Encuentro, Madrid), el reciente libro de Benedicto XVI, para elevar un poco el espíritu frente a la amenaza de los totalitarios, enemigos de la libertad personal, y los desvergonzados oportunistas que les hacen el juego.

A. SÁENZ DE ZAITEGUI
- El juramento de la pista de frontón, de John Ashbery (Calambur). Una de las obras maestras de la literatura del siglo XX, de la mano de una leyenda viva de la poesía norteamericana contemporánea, en una completísima edición a cargo de Julio Mas Alcaraz. Un clásico inagotable, pura energía.
- Escenas de la catástrofe, de Toni Montesinos (Polibea). Nueva York vista a través de los ojos del poeta. Y no, esto no es Lorca. Más de allá del costumbrismo, se lee como libro de viajes, pero también como ficción de ficciones: la literatura, el cine, el arte. Exquisitamente editado.
- La parte por el todo: Antología poética 1998-2011, de José María Cumbreño (La Isla de Siltolá). Inteligente, ingenioso, distinto. Se lee con tanto interés y curiosidad que las páginas se pasan solas. Por subversivos y verdaderos, sus epigramas son difíciles de olvidar. Poesía para quien piensa de otra manera.

RICARDO SENABRE
- El dia de mañana, de I. Martínez de Pisón (Seix Barral). Excelente novela en que se repasa medio siglo de vida española sin reducir la historia a pura anécdota doméstica.
- Las cartas que debía, de Rafael Soler Medem (Vitruvio). Poesía honda, magníficamente escrita, que actualiza algunos temas eternos, como el amor o el paso del tiempo.
- Novelas en tres líneas, de Félix Fénéon (Impedimenta). Ningún periodista debería dejar de leer estos modelos de concisión expresiva y precisión conceptual, que logran condensar en un brevísimo espacio historias complejas.

LOURDES VENTURA
- Historia de las alcobas, de Michelle Perrot (Siruela). El nacimiento, el reposo, el amor la muerte: con talento, la historiadora francesa abre las puertas de los rincones de la intimidad donde transcurren muchos hitos de la existencia humana.
- Indian Express, de Pepa Roma (Planeta, Premio Azorín). La escritora que nos fascinó con Mandala vuelve a la novela con una mirada penetrante sobre un complicado viaje a la India de dos amigas. En un ejercicio analítico implacable se nos muestra la evolución de las utopías viajeras y el deterioro de una amistad.
- La luna de Artemisa. Aventuras y desventuras de una pintora del siglo XVII, de Ara de Haro (Ediciones Fuente de la Fama). Un exquisito bocado literario para conocer en profundidad a la pintora barroca Artemisia Gentileschi, seguidora de Caravaggio. Un texto poético, fiel a la historia y lleno de conocimientos estéticos y humanos.

DARÍO VILLANUEVA
- Nueva York, de Pier Paolo Passolini (Errata Naturae). La ciudad mítica visitada por un escritor italiano poco antes de su muerte. Un relato desenfadado de aquella experiencia suya, con ribetes del malditismo del autor y los aires abiertos de los años sesenta, junto a una entrevista perdida donde Pasolini habla sin pelos en la lengua.
- Obras Literarias en castellano, 1 y 2, de Álvaro Cunqueiro (Biblioteca Castro). El deslumbramiento de la narrativa, teatro y poesía de un escritor incomparable, ahora en una segunda edición muy bien presentada por Miguel González Somovilla.
- Casi la voz, antología personal (1960-2008), de Orlando Rossardi (Aduana Vieja). "Palabras como cosas que se queden tranquilas en su sitio./ Palabras como espadas que calen hondo".


Hace más de dos años aprovechamos la entrevista al agente literario Andrew Wylie en El País para hacer una aproximación al panorama editorial en España en esta entrada.
El pasado sábado 26 de marzo el suplemento literario Babelia se hacía eco de la publicación del libro Derrota y restitución de la modernidad. 1939-2010, a cargo de Jordi Gracia y Domingo Ródenas (Barcelona, Crítica, 2011) séptimo tomo de la Historia la la literatura española. Con este motivo, se publicaba el especial "Los últimos 70 años de literatura española", que puede leerse íntegro en la entrada de este blog.
De los artículos que lo componen, nos quedamos con el dedicado al concepto "Mercado", firmado por R. Mora, que amplía la información sobre la actualidad editorial en España y completa lo contado en el post de octubre de 2008:

"La actividad editorial no se detuvo durante la guerra ni en la posguerra. En 1939 llegó a Barcelona con las tropas nacionales un capitán de la Legión, José Manuel Lara, que fundaría con el tiempo el imperio Planeta. En 1944 regresó del exilio el gran editor José Janés y ese mismo año, la editorial Destino, fundada por catalanes de Burgos, creó el Premio Nadal. La editorial se convirtió en la más importante de la posguerra y su premio fue fundamental para dar a conocer autores: Delibes, Sánchez Ferlosio, Matute, Martín Gaite… Bruguera fue refundada y los quioscos se llenaron de colecciones del Oeste (Marcial Lafuente Estefanía o Silver Kane). En los años cincuenta y sesenta surgió un estimulante mercado negro del libro impulsado por las editoriales españolas de América Latina (Losada o Sudamericana). José Ortega Spottorno, el hijo del filósofo José Ortega, se puso al frente de la editorial Revista de Occidente en 1940 y fundó años más tarde Alianza Editorial. En ella Javier Pradera y Jaime Salinas, que había sido el factótum de Seix Barral, lanzaron la colección El Libro de Bolsillo, que tuvo un éxito arrollador y que se mantiene. Como Austral, de Espasa Calpe, que llegó a vender un millón de ejemplares de la edición en bolsillo del Quijote. Taurus, que habría de ser una de las editoriales más importantes de pensamiento, fue creada en 1955. Ese año, Víctor Seix y Carlos Barral crearon Seix Barral. Una década después llegaron Lumen, Alfaguara (la de las tapas azules) y un poco después Anagrama y Tusquets, todas ellas imprescindibles para la modernización de la España literaria. Los años ochenta fueron los de la concentración. El paradigma es el Grupo Planeta, que hoy es propietario, entre otras editoriales, de Seix Barral, Destino, Crítica, Espasa, Ariel, Minotauro, Temas de Hoy, Backlist, el grupo francés Editis, las cadenas de librerías Casa del Libro y Bertrand, y un largo etcétera. Random House Mondadori agrupa, entre otros sellos, Mondadori, Lumen Grijalbo y Plaza & Janés. El Grupo Santillana posee Alfaguara, Taurus, Aguilar, Suma, Ediciones Generales, Educación y los brasileños Editora Moderna, Editora Objetiva, Editora Fontaner y Uno Educaçao, entre otros. Una de las últimas grandes operaciones es el acuerdo entre Planeta y Enciclopèdia Catalana para quedarse con la veterana Edicions 62. La primera década del siglo XXI está marcada por el contraste entre grandes grupos, editoriales pequeñas-medianas (Pre-Textos, Renacimiento, Quaderns Crema/Acantilado, Páginas de Espuma o DVD) y el florecimiento de pequeñas y combativas editoriales (Minúscula, Periférica, Menoscuarto o Libros del Asteroide, Barril y Barral o Funambulista). España es un país de premios, de premios a obras inéditas y con una calculada estrategia comercial, inaugurada con el Premio Nadal y el Planeta, luego. Ha habido premios fundamentales, como el Biblioteca Breve (Seix Barral) en su primera etapa; y otros más como el Herralde de Novela o el Alfaguara, ahora en su segunda etapa. El Anagrama de Ensayo canalizó el nuevo pensamiento español. En el apartado de memorias y biografías destaca el Premio Comillas, de la editorial Tusquets. En poesía están el Adonais, durante toda la posguerra, y más recientemente el Hiperión y el Loewe. Entre los premios institucionales están los nacionales, los de la Crítica. El debate actual gira en torno al libro electrónico y las futuras formas de lectura."

Blogger Template by Blogcrowds