viernes, 2 de mayo de 2008

De teatro actual (2ª parte)


El pasado 22 de abril tuvo lugar en la Fundación Universitaria Española la segunda conferencia sobre teatro a principios del siglo XXI, esta vez a cargo del director del Instituto del Teatro de Madrid y catedrático de la Complutense Javier Huerta Calvo, quien defendió un acercamiento al teatro español actual desde la perspectiva de los actores, directores, adaptadores, escenógrafos y todos los profesionales del teatro que suelen quedar eclipsados por un mar de nombres de autores y títulos de obras.
En el campo de los actores, tras homenajear a los Vicente Galiana, Mari Carrillo, Julieta Serrano, Mª Jesús Valdés y otros, se mencionó entre los consagrados a Joaquín Notario, primera figura de la Compañía Nacional de Teatro Clásico (CNTC), a Juan Echanove, Premio Valle-Inclán 2007, Blanca Portillo y Carmen Machi, que han protagonizado brillantes transiciones de la televisión al teatro, al igual que María Adánez, de quien se elogió su Señorita Julia que ha podido verse recientemente en el teatro Fernán Gómez de Madrid y está de gira en estos momentos.
Entre los directores españoles del momento, salieron a relucir nombres como Calixto Bieito que goza de un reconocimiento internacional poco usual en nuestro teatro y que lleva un toque de escándalo o polémica a cada uno de sus montajes. De Eduardo Vasco, se destacó su acertada gestión al frente de la CNTC; actualmente puede verse de su mano El pintor de su deshonra, de Calderón, en el teatro Pavón, espectáculo que iremos a ver el próximo 6 de mayo y del que prometemos reseña. Por último, un nombre que también en este blog nos es familiar, el de Laila Ripoll.
Entre los directores jóvenes, cabe destacar, cómo no, a Ana Zamora, quien, para Javier Huerta, tiene el mérito indiscutible de atreverse a montar con notable éxito a nuestros autores primitivos, los del siglo XVI: Auto de la sibila Casandra, así como La tragicomedia de Don Duardos (en esta ocasión, para la CNTC). Últimamente triunfa con El misterio del Cristo de los Gascones, por la que ha sido finalista para el Premio Valle-Inclán de Teatro de 2008.
No se produjo el olvidó de los directores "mayores", todavía en plenitud de energía y ganas de dar guerra (recordemos el fastidio que Francisco Nieva mostró en la entrega de premios Valle-Inclán de teatro, por llevar más de cinco años sin ser representado). A este nombre se suman Alfonso Sastre, Sanchis Sinisterra y José María Rodríguez Méndez (quien estuvo presente en la conferencia). Ignacio Amestoy, director que podríamos adscribir a este último grupo, también mantiene una postura crítica sobre el teatro actual, sobre todo por la falta de exigencia del público ante lo que ve en escena. Se refiere a éste como público "de aluvión", de escasa formación teatral, que aplaude cortésmente por sistema todo lo que se le presenta, juicio que fácilmente puede ponerse en relación con el fenómeno de los musicales que llenan los teatros de la Gran Vía madrileña.
Terminamos con la noticia del fallo del II Premio Valle-Inclán de Teatro, convocado por el periódico El Mundo. En su edición anterior, el galardón recayó en Juan Echanove por su interpretación del protagonista de la adaptación teatral de la novela Plataforma, del polémico Michel Houellebecq. En esta edición, el premio de 50 mil euros ha recaído en la actriz y directora Angélica Liddell, por su trabajo en El año de Ricardo. El sistema de votación, tomado del célebre Premio Goncourt francés de novela, consiste en sucesivas rondas de votación en las cuales se deja fuera al candidato con menos votos. Hasta llegar a la sorprendente ganadora, fueron eliminados nombres de nuestro teatro tan señalados como Ana Belén, Blanca Portillo, Ernesto Caballero, Andrés Lima y otros. Enhorabuena a la ganadora, quien aparece en la foto con Luis Mª Anson, miembro del jurado y que desde las páginas de El Cultural y en alguna "Canela fina" ha testimoniado la admiración que siente por esta actriz polifacética.

2 comentarios:

JESÚS dijo...

Javier Huerta Calvo también fue profe mío en la Complutense, qué casualidad, y guardo, por cierto, muy buen recuerdo de él. Me ha alegrado verle en tu blog.

Javier Huerta dijo...

Agradezco mucho la precisa reseña de mi conferencia en la Fundación Universitaria Española (sólo una errata: es Manuel y no Vicente Galiana), así como el cariñoso comentario de Jesús, de quien me gustaría saber su apellido, para localizarlo entre mis antiguos alumnos.

Nueva York barato. Día VI

Hoy es nuestro último día en New York; a las 11 tenemos cita para participar en una visita guiada gratuita (el otro turno de visitas diar...